Melanochromis parallelus

Orden:
Peciformes

Familia:
Cichlidae

Origen:
desde Kande Island a Mpanga Rocks, desde Mara Point a Lutara Reef, Likoma Island y Chizumulu Island.

Biotopo:
Areas rocosas del Lago, de profundidad media.

Tamaño:
Su talla máxima es de 13 cm. Las hembras llegan a los 10-11 cm

Dimorfismo sexual:
Las hembras y los juveniles tienen el vientre de color amarillo a blanco, con una amplia banda negra que se extiende desde detrás del los ojos hasta la aleta caudal. Por encima de esta banda es de un color amarillo a blanco, por debajo de otra banda negra. La aleta dorsal es cruzada por otra banda blanca y un borde negro. La aleta dorsal es de color negro con franjas blancas, así como la anal y las aletas pélvicas. El macho tiene un cuerpo negro con de tres a cuatro franjas azules. La primera de estas bandas va desde detrás de los ojos hasta la aleta caudal. La segunda, tercera y cuarta se presentan alternando con rayas negras, por encima de la primera. Todas las aletas son de color negro.

MACHO



HEMBRA


Alimentación:
Su alimentación es omnívora, es básicamente un oportunista que come de todo.

Agua:
Alcalina. Ph 7,5 - 8,5 KH 8 a 15ºDureza

Temperatura:
22 a 27ºC

Reproducción:
Incubador bucal. La puesta tiene lugar en el sustrato. Utilizan el típico cortejo en T el macho hace vibrar todo el cuerpo para seducir a las hembras. La hembra deposita los huevos y el macho los fecunda, la hembra los recoge depositándolos en su boca. Esta operación se repite y una vez terminada la puesta, la hembra abandona la zona en busca de un lugar seguro y tranquilo para empezar la incubación que dura entre 21 a 30 días. A las crías se las puede alimentar con comida finamente triturada.

Acuario:
Esta especie la podemos mantener en acuarios a partir de 200 litros en adelante. Lo ideal seria mantener un macho por dos o tres hembras. La decoración del tanque la podemos acondicionar como la de cualquier mbuna: muchas piedras para formar estructuras rocosas y conseguir gran cantidad de cuevas, para poder disponer de numerosos territorios y escondrijos tan necesarios para estos peces. Una buena filtración de 5 a 6 veces la capacidad del acuario y un buen movimiento del agua para tener una buena oxigenación del acuario y una iluminación adecuada para fomentar el crecimiento de algas.

Comportamiento:
Estos peces siguen los mismos patrones en su comportamiento como la gran mayora de mbunas. Son territoriales y agresivos. Es mejor no mantenerlos con machos de su misma especie y con especies que tengan su misma coloración.