Ciprínidos (carassius, carpas, barbos)

19 Sep 2014 23:57 #61123 por Cubano100
Ciprínidos (carassius, carpas, barbos) Publicado por Cubano100
Ciprínidos


Carassius





Distribución:
Este es un pez de agua fría y es originario de Asia, se empezó a criar en China en el año 600 D.C. En el año de 1500, En Japón se inicio la crianza intensiva de esta especie y empezando ha hacer hibridaciones y desarrollando varias variedades de este pez. Años después se extendió a Europa como peces de ornato y solamente eran criados y mantenidos para miembros de la realeza, y finalmente su distribución en América surgió en el siglo XIX, actualmente el Carassius se puede ver en casi cualquier parte del mundo. Hoy en días hay más de 125 especies reconocidas de este pez.

Biotopo:
Originalmente el Carassius es criado en cautiverio, en estanques, acuarios, etc. Pero se cree que viene de la carpa común, originaria de china (Carassius Carassius), una carpa de color grisácea y de una forma similar al Carassius común, y era utilizado como alimento.

Forma:
El Carassius se divide en 2 tipos de forma:
El de forma de cuerpo alargado.
El de forma de cuerpo ovoide.

Tamaño:
Según la variedad de Carassius de pende su tamaño:
En el de la variedad de cuerpo alargado el tamaño puede sobrepasar los 20 cm y llegar hasta los 30 cm en acuarios o estanques con grandes cantidades de agua. Los de la variedad cometa y el shubunkin alcanzan longitudes menores a los 20 cm.
En la variedad de cuerpo ovoide es raro que superen los 20 cm.

Coloración:
Existen 3 variedades de coloración:
Brillo metálico.
Brillo moteado o calicó
Sin brillo (mate).
Entre esas coloraciones se pueden disponer varios colores, el más comen es el color naranja,
Aunque puede haber se color, rojo, blanco, calicó, negro, azul y verde metálicos, oro, gris, amarillo limón, chocolate marrón, y panda (blanco y negro).

Dimorfismo sexual:
Al edad en la que el Carassius se puede reproducir es a los 8 a 10 meses, aunque es recomendado empezar con la reproducción a los 2 a 4 años y tengan una medida de 8 cm, dado que cuando son peces juveniles es muy difícil diferencial el sexo, aunque se pueden notar algunas diferencias en el orificio anal (las hembras tienen una protuberancias hacia afuera y los machos tienen el orificio cóncavo y hacia adentro, la diferencia sexual se nota más en el inicio de la primavera y el aumento de temperatura en el agua, la hembras tienen el vientre más abultado (por los huevos), y el macho le salen tubérculos reproductores (que son unos granitos blancos en los opérculos de las agallas y en las aletas pectorales).

Tipo de agua:
La calidad de agua óptima para el Carassius está:
En un pH de 7 a 7.5, aunque pueden resistir pH de 6.9 a 8.
Oxigeno mayor a 6mg/l sin ser menor de 4mg/l.
Dureza 10dh a 15 dh.
Los Carassius pueden resistir concentraciones altas de nitratos durante bastante tiempo, tampoco son muy exigentes con los parámetros de agua.

Comportamiento:
Es un pez de hábitos muy pacíficos, no suelen atacar a otro pez, por lo contrario pueden ser atacados por otros peces más agresivos, pueden convivir con peces de tamaño pequeño siempre y cuando no quepan en su boca, son sociables y gustan nadar en grupo, se recomienda tener más de un ejemplar.

Alimentación:
El Carassius es un pez omnívoro, pero su alimentación requiere mayor cantidad de vegetales, se recomienda coser los vegetales antes de dárselos: chicharos, brócoli, pepino, zanahoria, lechiga, acelgas, coliflor, etc. También se le puede dar germen de trigo y algas, se recomienda hacer una papilla con los vegetales, y el alimento de origen animal es recomendable dárselo no más de 2 ó 3 veces a la semana, evitando preferentemente los más grasos, le podemos suministrar también artemia salina, camarones, larvas de mosquito, lombriz de tierra, y por supuesto alimento comercial especial para Carassius (aceptan las escamas para peces tropicales pero no es recomendado dárselas) tomando en cuenta que hay que remojarlos por media hora para que a la hora de ingerirlas no se expandan en sus estómagos causándole problemas con la vejiga natatoria. A los Carassius adultos se le recomienda una dieta mas vegetal con proteínas vegetales.

El acuario:
Siempre es recomendado tener de 30 a 40 litros por pez ya que su metabolismo hace que sean grandes consumidores de oxigeno, y en temperaturas altas hace que sus consumo de oxigeno sea mayor por lo que se recomienda ponerles una bomba de aire, además por su tamaño producen demasiados detritus por lo que es conveniente tener un filtro que mueva el agua de 3 a 5 veces el volumen del acuario por hora, no se necesita ningún calentador de agua. Se recomienda sinfonear el fondo y hacer cambios parciales de agua de 20% a 30% cada semana, la gravilla debe de ser de tipo redondo, con tonos oscuros y de un tamaño no superior de los 3 a 5 cm, se puede adornar con troncos y piedras grandes redondas, si se quiere se puede poner plantas naturales de hoja gruesa como espada amazónica, vallisneria, helecho de java, anubia, elodea, etc.

Reproducción:
Para incitar a la reproducción en un acuario, los peces se deben haber mantenido durante 1 o 2 meses a temperaturas menores de 18ºC, luego conviene ir aumentando poco a poco la temperatura hasta los 20-22ºC y las horas de luz, simulando el comienzo de la primavera. Se sugiere separar a los machos y hembras durante 2 semanas. También es necesario aumentar el aporte de proteínas en la alimentación, preferentemente de origen vegetal. El tanque para la reproducción deberá ser alargado y bajo, de 60-80 l., sin gravilla y con un filtro suave de esponja. A ser posible, se recomienda colocar unas fibras de material textil atadas en forma de penachos, con un peso para que se hundan. Allí se quedarán adheridos los huevecillos. Se recomienda introducir en el acuario 1 hembra y 2 o 3 machos (o también una pareja) al anochecer, puesto que el desove se producirá en la madrugada o al amanecer. Una hembra puede llegar a poner entre 5000 y 10000 huevos en cada desove, que los machos se encargarán de fecundar rociando con su esperma. Los huevos fecundados se tornarán de color claro, mientras que los no fecundados tendrán un tono blanquecino. Conviene añadir una pequeña dosis de azul de metileno para evitar los ataques por hongos. A los 5-7 días (dependiendo de la temperatura) los huevos eclosionan y salen los alevines. Hasta pasados 1-2 días no comenzaremos a alimentarlos, ya que se alimentan del saco vitelino, luego conviene proporcionarles (4-6 veces al día): infusorios o alimento comercial para alevines. A los 7-10 días de vida podremos proporcionarles artemia recién eclosionada y alimento seco desmenuzado 3-4 veces al día. Cuando tengan 1 mes, los alimentaremos 2-3 veces al día, ya con la dieta de los adultos, pero finamente troceada. Los alevines son muy sensibles a la contaminación del agua, por lo que será necesario retirar todo alimento sobrante que no consuman, y mantener una buena aireación y filtración del agua.



CYPRINUS CARPIO (Linnaeus, 1758)



Nombre común: Koi, carpa común.
Nombre científico: Cyprinus carpio (Linnaeus, 1758)


Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cyprinidae.
• Género: Cyprinus.



Biotopo:
La carpa koi es una variedad seleccionada de la carpa común. Convive y se hibrida con ésta en la naturaleza si se la libera en ella; aunque este acto es legalmente sancionable y puede provocar un importante impacto ecológico. En las aguas continentales españolas la variedad salvaje es un pez frecuente, siendo su habitat preferente embalses y cursos bajos de la vertiente mediterranea. Ha desplazado en nuestra naturaleza a barbos y otras espacies autóctonas, debido a su fuerte competencia interespecífica y especialmente, predando sobre sus huevos y alevines. Se la cree introducida en la península por los romanos, que ya la criaban con fines principalmente alimenticios. Para su pleno desarrollo en cautividad requiere de estanques con grandes volumenes de agua.



Distribución:
Los koi son originarios de Asia oriental, desde el mar de Aral hasta el mar Caspio. Pero conocidos por el mundo occidental a través del Japón.
El termino koi, cuyo plural es koi, sin ese, aparece en China hace unos 2500 años, pero su desarrollo se debe a los japoneses, que lo consideran una "joya viva" y lo vinculan a la buena suerte.
En Japón mantienen un importante mercado en torno a su cría y selección. Allí se crían grandes ejemplares para su venta en estanques naturales para mejorar la calidad de su piel y colorido, que se transportan en bolsas para su venta a todo el mundo. Algunos alcanzan valores de 6 cifras

Esperanza de vida:
Dependiendo del medio donde viva puede alcanzar los 30 años, aunque se han llegado a conocer ejemplares con más de 100 años de edad.

Forma:
- Tipicamente fusiforme con sección redondeada.
- Presentan aletas robustas y bien equilibradas.
- Tienen dos pares de barbillones, los externos próximos a la comisura de la boca y mucho más desarrollados, que dotan al koi del sentido del gusto cuando escarba en busca de alimento.
- Existen variedades de aletas largas, denominadas koi mariposa.



Coloración:
Se dan múltiples coloraciones, desde las más clasicas combinando rojo y/o negro sobre fondo blanco, hasta otras con tonos azules acerados, anaranjados, amarillos, grises, plateados y dorados y algunos con las escamas ribeteadas. La piel es lustrosa con brillo intenso en general, con variedades metalizadas y otras sin escamas.
En su nacimiento su coloración es similar a la de la carpa común, pasando de ser casi traslúcidos a coloración grisácea y, a partir de los tres meses de edad, ya empiezan a mostrar su coloración. Este color y su distribución corporal variarán ligeramente a lo largo de su vida, con más rapidez a lo largo de su juventud. Como ocurre a la mayoría de peces, una alimentación rica y equilibrada darán mejores tonos y brillo a su piel.



Tamaño:
Los koi puede llegar a medir 1,2 m de largo y hasta 40-50 Kg de peso en estado adulto, aunque por lo general suele medir de 60-90 cm, y su peso ronda los 10 Kg. El tamaño del koi dependerá mucho de las instalaciones donde estén y de la calidad de vida que le aportemos. Como dato añadir que los 50 cm los pueden alcanzar en tan sólo tres o cuatro años.




Diferencias sexuales:
Muy poco evidentes hasta alcanzada la madurez, generalmente con 20-30 cm. de longitud. Los machos son más alargados y maduran generalmente una temporada antes que las hembras. Estas alcanzan mayores tamaños, con el abdomen relleno y redondo, que se hincha al acercarse al desove, generalmente a mediados de verano. En esta época cambia su comportamiento y entran en contínuas disputas. Los machos desarrollan entonces unos tubérculos (puntos blanquecinos) en la cabeza y los radios delanteros de las aletas con la misión de mejorar el agarre sobre la hembra cuando la empuja.



Acuario:
Los koi pueden ser mantenidos en acuario durante su etapa juvenil, pero debemos considerar que para su completo desarrollo necesitan un estanque, dado su gran tamaño. Sus cuidados serán similares a los de los carassius, pero considerando su mayor actividad y tendencia a remover el sustrato.



Estanque:
- El estanque del koi requiere de unas importantes dimensiones que harán de él el centro de nuestro jardín. Algunos autores mencionan mínimos de 130 cm de profundidad y volúmenes de 20.000 l. Realmente estas medidas pueden variar en función de la climatología, orientación, disponibilidad de renovación constante del agua y regulación de temperatura mediante sombreado y calefacción.

- En cualquier caso precisará de un potente sistema de filtrado, dada la cantidad de desperdicios que generan unos peces tan activos y voraces.
Un buen filtro contará con skimmer de superficie para eliminar desperdicios flotantes, sumidero en el punto más profundo, cámara vortex y otras que alojen los materiales responsables de la filtración física y biológica, además de una o varias bombas y desinfección por lámpara de UV.

- A la hora de planificar su situación habrá que tener en cuenta la exposición al sol abundante y la lejanía de árboles de hoja caduca. Una buena profundidad, siempre por encima de un metro, permitirá a nuestros koi buscar temperaturas de su agrado en los días más calurosos o fríos.

Decoración:
Los koi son voraces comedores de plantas, por lo que tan sólo unas pocas especies sobrevivirán a su actividad. En el estanque de koi la planta por excelencia es el nenúfar. No obstante, es muy conveniente la creación de una zona no accesible a los peces con un flujo constante de agua en la que situaremos numerosas especies acuáticas y emergidas que colaborarán en la extracción de los nitratos generados.



Temperatura:
Es un pez muy resistente, capaz de vivir en aguas salobres. Esta variedad de pez tolera perfectamente las bajas temperaturas, entre 2-25 ºC, llegando a aletargarse en las capas inferiores del estanque mientras que las capas superficiales permanezcan congeladas.

Si bien convendría matizar la información respecto al frío: sí es verdad que lo toleran, pero esa hibernación es delicada y las vuelve vulnerables al ataque de hongos. Se debe reducir su alimentación cuando el agua se va enfriando y finalmente dejar de suministrársela. Aunque posiblemente lo coman, pues son muy glotonas, les va a producir serios problemas digestivos, ya que su digestión se ralentiza y finalmente se detiene. La comida acabará fermentando en su interior. En algunos estanques se calienta el agua para evitar que baje de los 8-10 grados y así poder también disfrutar de ellas activas todo el año. Las altas temperaturas también las sensibiliza frente a varias enfermedades y acorta su esperanza de vida al acelerar su metabolismo.



Agua:
Ph: 6.5-7.5
Dureza: 4-10 ºGH



Alimentación:
Se trata de peces omnivoros, que devorarán a cualquier insecto o invertebrado que caiga en el estanque, constituyendo esta una parte importante de su dieta. Aceptarán piensos compuestos, preferentemente en forma de pellets flotantes (así controlaremos mejor su ingesta) e incluso aprenderán a comerlos de nuestra mano.
Una dieta equilibrada la complementaremos con aporte vegetal en forma de guisantes, maiz, zanahoria o calabaza cocidos. Les gusta el pan integral y la lechuga, que mordisquearán en la superficie. Alimentos a base de spirulina potencian su color.

Comportamiento:
Son peces pacíficos interespecíficamente, que pueden compartir acuario y estanque con otras especies siempre que no sean demasiado pequeñas y puedan ser ingeridas. No obstante, es preferible destinar el estanque en exclusiva a esta especie, pues acabará por dominar y estresar en exceso a otras con su gran tamaño y actividad.
Intraespecíficamente estamos ante un pez gregario que gusta de la compañia de sus congeneres,con quienes nada formando grupos. Tan sólo en la época de freza se vuelven más combativos, sin llegar a lesionarse, pero pudiendo causar un alto estrés en las hembras e individuos menos desarrollados.



Reproducción:
Para su cría comercial se recurre a la fecundación en cubetas de huevos y esperma extraidos de individuos seleccionados, previa anestesia. En el estanque será muy poco probable que se llegue a producir, por la gran avidez que tiene este pez por las puestas. En caso de desear su reproducción recogeremos los huevos despues de puestos y los dejaremos eclosionar en un tanque con agua de características similares al estanque, con buena filtración y aireación. Podremos criar los alevines en un acuario similar hasta que tengan tamaño para incorporarse al estanque sin sufrir el acoso de los mayores.

Observaciones:
Se trata de la especie de estanque por excelencia y ese debe ser su lugar. Por desgracia se oferta en los comercios como un pez más de acuario y generalmente sin aportar información sobre este hecho. A aquellos que se lleguen a encontrar en esta situación les recomendamos que piensen en ubicarlos lo antes posible en el sitio que les corresponde.



NOTA IMPORTANTE
Conveniente advertir que su liberación en charcas o lagunas donde críen anfibios supone un fortísimo impacto sobre estos. Se alimentarán de sus puestas y larvas poniendo en peligro a la población y desequilibrando todo el ecosistema que haya en ese momento allí.
Si hemos comprado un koi por equivocación trataremos de buscarle un sitio donde crecer, debemos saber que liberarlo en una charca o laguna no es la solución correcta y conveniente para ambas partes (koi y habitantes del ecosistema).











Barbus Cereza


Titteya Barbus Cereza

Barbus Cereza Es originario de la India. Alcanza un tamaño máximo de 5 cm. Vive en aguas con temperaturas que van desde 22 hasta 27º C. Lo notable es que se adaptan a aguas levemente ácidas o alcalinas, valores de pH entre 6,5 y 7,5. La dureza del agua no deberá pasar de 12º. Los Barbus son todos peces omnívoros, que en acuarios se adaptan bien al alimento seco. También es conveniente complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados. Siempre es recomendable que en el acuario tenga grupos mixtos, es decir, sin predominio de un sexo sobre el otro. Éstos peces suelen ser territoriales entre los de la misma especie. Es fácil reproducir Barbus Cereza. Reconocerá al macho por su coloración rojiza más intensa. Acondicione el acuario con plantas abundantes y filtración bien efectiva. Pueden poner hasta 300 huevos en tan solo 1 día. Alimente a los alevines con artemia.


Barbus Tetrazona


Barbus Tetrazona También se lo conoce como Barbo Tigre. Es originario de Borneo e Indonesia. En su hábitat natural desarrolla un tamaño máximo de 7 cm, en el acuario suele crecer hasta sólo 4 cm. Vive en aguas con temperaturas que van desde 20 hasta 27º C. Lo notable es que se adaptan a aguas levemente ácidas o alcalinas, valores de pH entre 6,5 y 7,5. La dureza del agua no deberá pasar de 12º. Los Barbus son todos peces omnívoros, que en acuarios se adaptan bien al alimento seco. También es conveniente complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados. Son muy particulares para habitar en un acuario comunitario, ya que suelen corretear y mordisquear las aletas de los otros peces. Una manera de evitar este inconveniente es teniendo grupos de 10 o más ejemplares de ambos sexos. Esto hará que toda su atención se centre en la interacción con los de su misma especie, reduciendo las molestias a sus compañeros de otras especies. Existen Barbus Tigre con otras coloraciones, como verde y rojo (anaranjado). Si le interesa reproducirlos, recomiendo que lo haga en un acuario en donde sólo tenga Barbus. Asegúrese de acondicionar el agua blanda y ácida, con temperaturas entre 24 y 26º C. Coloque plantas de hojas largas que lleguen a la superficie, como por ejemplo las Vallisnerias. Allí depositarán huevos cerca de la superficie, eclosionarán en aproximadamente 36 horas. El alimento recomendado para las crías es artemia.

FIN.......

Lechuguero de alma :D

El siguiente usuario dijo gracias: worcesteric, Ricardo

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.894 segundos
Gracias a Foro Kunena